Facebook se convierte en Meta: la nueva red social en el metaverso

Facebook se transforma en Meta

Índice

En los últimos años, el mundo virtual se está desarrollando a pasos vertiginosos, y lo que hace poco ira impensable, ahora es parte de nuestro día a día.

La última gran empresa en hacer una importante transformación, es Facebook. Nuestra querida red social que tanto nos ha acompañado en los últimos años, pasa ahora a llamarse Meta. El objetivo de esta compañía, que además, entre otras, agrupa Whatsapp, Instagram y Oculus, es unificar su marca como un metaverso.  

Es obvio que el cambio de nombre en Facebook a Meta, es una clara declaración de intenciones, pero no están solos en este proyecto. Ni es la primera compañía que lo hace ni mucho menos será la última. Si Facebook compró Oculus, una empresa fabricante de gafas de realidad virtual, Microsoft tiene sus HoloLens o Sony su PlayStation VR. Ninguna se queda atrás.

Pero vamos a intentar explicar al detalle en qué consiste este cambio y qué conlleva.

¿Qué es el metaverso?

Lo primero que vamos a hacer es explicar qué es eso del Metaverso. Si empezamos la explicación de una forma etimológica, el prefijo meta procede del término griego μετά, que significa “más allá de” o “después de”. La palabra metaverso sería la unión del prefijo meta con la raíz verso, que es una derivación de la palabra universo. Una palabra que sin duda, podemos relacionarla con lo que sería un espacio virtual.

Pero explicaciones etimológicas aparte, la realidad es que el metaverso va mucho más allá. Es un espacio virtual, sí, pero ese espacio se hace compartible con todo el mundo en internet. Es decir, que cualquier persona puede entrar en tu mundo virtual e interactuar contigo. Tu eres un avatar, y puedes comunicarte, trabajar, comprar o simplemente entretenerte en ese mundo virtual paralelo. No suena mal, ¿no?  El fin es poder realizar las mismas cosas que hacemos día a día fuera de casa, pero sin movernos de ella.

La realidad es que hoy por hoy, el metaverso es casi un lienzo en blanco en donde cada empresa va a querer que se imponga su metaverso por encima del de la competencia. La batalla está servida y esto no ha hecho más que empezar.

Todo negocio que se genere en el metaverso, es dinero para su propietario claro, desde el que puede obtener gracias a la posibilidad de cobrar por micropagos hasta el que genera la creación de una moneda virtual. Por eso, grandes empresas como Facebook se están uniendo al metaverso.

Curso de finanzas descentralizadas. Aprende a invertir en DeFi.
>> Pruébalo GRATIS aquí

Mucha gente se pregunta si esto podría acabar con la tecnología actual, pero la realidad es que, en lugar de reemplazar la tecnología existente, el metaverso se sentará a su lado.

Según cálculos de Bloomberg, el negocio del metaverso podría suponer hasta 800.000 millones de dólares en el 2024. Un sector con un enorme potencial por el cual Facebook, ahora Meta, va a intentar pugnar.

Si quieres saber más sobre el metaverso, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cuáles son las 7 mejores compañías para invertir en el metaverso.  

En qué consiste Meta, el nuevo Facebook

Para Facebook -permitirnos que sigamos llamándolo por su nombre de toda la vida-, el metaverso será una próxima evolución en la forma en que usamos internet. De hecho, en palabras de Zuckerberg, “En ese futuro podrás teletransportarte instantáneamente como un holograma para estar en la oficina sin tener que desplazarte, en un concierto con amigos o en la sala de tus padres para ponerte al día”. Es evidente que parece una propuesta atractiva, al menos de momento.

Sin embargo, Meta (dejemos Facebook aparte) enfatiza que este no se trata de un entorno virtual, sino un nuevo espacio tridimensional para ser utilizado y al que acceder de varias formas, como, por ejemplo, desde unas gafas de realidad aumentada para estar presente en el mundo físico o teléfonos y ordenadores para saltar desde las plataformas existentes.

Como ya hemos comentado, Meta ya es dueño del fabricante de cascos de realidad virtual Oculus, pero, además, el pasado año lanzó versiones de dos proyectos de metaverso a modo experimental: uno es Horizon World, que permite que grupos de gente se reúnan virtualmente, y otro es Horizon Workrooms, enfocado a hacer reuniones de trabajo virtuales.

Hay que dejar claro que esto es solo un proyecto que acaba de empezar y que, tal y como admite la compañía, necesitarán entre 10 y 15 años para completarlo. Un proceso que necesitará que se inviertan miles de millones de dólares, el trabajo de más de una empresa y además, contratará a unas 10.000 personas, solo en la Unión Europea, para trabajar en el proyecto (Id actualizando vuestros CVs).

La realidad que se esconde detrás de Meta es que a Zuckerberg no le queda otra que mejorar su imagen antes de caer en picado (aún más). Atrás queda aquel 2016 en el que la revista Fortune encumbró a Mark Zuckerberg como el mejor empresario del mundo.

A partir de 2018 empezaron a estallar los escándalos en los que Facebook estaba metido de una forma u de otra. A día de hoy, la reciente filtración masiva de documentos internos ha agravado la crisis de reputación que atraviesa la compañía, así que, renovarse o morir. No queda otra.

Según fuentes de la compañía, el modelo de negocio del metaverso será similar al de la red social:

  • La plataforma será de acceso gratuito para el usuario.
  • Las herramientas comerciales para las empresas y el servicio para colocar publicidad, tendrán costes reducidos.
  • Ofrecerán servicios para los desarrolladores y creadores que quieran montar negocios en el metaverso.
  • Las gafas de realidad virtual necesarias para entrar en el metaverso se venderán a precio de coste o subvencionadas.

Su primer objetivo es captar 1.000 millones de usuarios en los próximos años. Veremos cómo funciona esta estrategia. Eso sí, la red se ha llenado de dudas respecto a la seguridad de Meta, algo que es lógico si tenemos en cuenta las filtraciones y acusaciones que han volado sobre Facebook en los últimos años.

Dispositivos necesarios para acceder a Meta

Hablamos del Proyecto Cambria y de las Nazare Glasses.

Cambria, es un casco de realidad virtual (RV) que en principio esta previsto que salga en 2022. Sucede al Oculus Quest 2 de Facebook y mantiene la compatibilidad, pero será un producto mucho más desarrollado.

Con Cambria el usuario podrá acceder a los tres espacios o entornos que habrá dentro del metaverso y para lo que necesitará, además del casco de realidad virtual, una cuenta de Facebook.

Fuente: Meta

Estos tres espacios son:

  1. Horizon Home, lo que sería un primer nivel. Se trata de una recreación virtual del hogar del usuario o de otro entorno donde puede realizar vida social e interactuar con más avatares y con apps.
  2. Horizon Worlds, es un nivel dotado de herramientas con las que cualquiera podrá crear nuevos mundos y desarrollar todo tipo de juegos y actividades.
  3. Horizon Workspaces será el espacio para trabajar.

Entre las capacidades de Cambria estará la de leer el rostro del usuario para que su avatar en el Metaverso refleje sus expresiones en tiempo real e incluso sea capaz de establecer contacto visual con otros avatares.

Cambria no solo proporcionará experiencias de realidad virtual sino también de realidad mixta recreando en la pantalla el entorno real mediante sensores y con la ayuda de algoritmos de reconstrucción. Para conseguirlo ha sido necesario introducir un gran número de sensores en un dispositivo.

El casco de realidad virtual también hará uso de una nueva óptica cuyas lentes “doblan la luz varias veces para conseguir un perfil más delgado que las lentes actuales”.

Pero Cambria sería solo un paso hasta llegar a las Nazare Glasses, las auténticas gafas de realidad aumentada con las que el usuario puede ver su entorno real e interactuar con elementos virtuales superpuestos sobre la realidad. Pantallas de hologramas, proyectores, baterías, radios, cámaras, altavoces, sensores para mapear el entorno…

Las Nazare Glasses, no tienen fecha de lanzamiento prevista por el momento.

¿Están ya las criptomonedas definiendo el metaverso?

Muchas plataformas existentes en el metaverso se basan en la tecnología blockchain, algo que hace imposible el control centralizado. Blockchain es una base de datos distribuida y segura para transacciones en la que, en estos mundos virtuales, la gente utiliza las criptomonedas para comprar terrenos y otros objetos digitales en forma de tokens no fungibles (NFT).

El metaverso y la tecnología blockchain

Como ya hemos dicho: Meta no es el inicio de nada. 

Por eso precisamente, los pioneros y creadores de los mundos virtuales conocidos como el metaverso, están siendo bastante críticos con el cambio de marca de Facebook. Consideran que este cambio de marca esconde un intento de sacar provecho de la creciente expectación que está generando el metaverso, un concepto que, por cierto, no es de Facebook (perdón, de Meta. Nos iremos acostumbrando…).

Lo que está claro es que esto del metaverso suena en cada rincón del mundo de la tecnología en los últimos tiempos y todos los inversores ansían poder empezar a formar parte de eso, pero hay que dejar claro que esto no es nuevo y que Facebook no ha inventado nada, por mucho bombo comercial que Zuckerberg se quiera dar a sí mismo y a sus proyectos. El metaverso lleva años construyéndose.

Si quieres más información como ésta, únete a nuestro canal de Telegram:

Sin embargo, la reacción de los primeros adeptos del metaverso no fue del todo negativa. Algunos dijeron que la entrada de Facebook podría aumentar el interés en el concepto de estos mundos virtuales, atraer a muchos más usuarios y apoyar el desarrollo de múltiples mundos virtuales.

Se espera que blockchain se convierta en una de las tecnologías clave que permitan el desarrollo de un espacio virtual en el que sea posible navegar de una forma realmente segura.

En los mundos virtuales, los usuarios pueden, entre otras cosas, actuar como un avatar, conocer gente y jugar. Algunos, que se basan en el blockchain, también permiten a los usuarios especular con bienes inmuebles virtuales.

Si todo sigue así, el Metaverso heredará posiblemente los valores en los que se fundó la industria blockchain.

Repunte de criptomonedas en el metaverso gracias a Facebook

La reciente decisión de Facebook de cambiar su nombre a Meta ayudó a desencadenar un repunte especulativo en las criptomonedas que pertenecen a proyectos de mundos virtuales similares. Algo que era de esperar.

Por ejemplo: Decentraland. Este es un espacio virtual con su propia economía, su moneda MANA y con algunos eventos sociales, siendo accesible a cualquier persona que tan solo tenga un navegador web.

Decentraland vio cómo su capitalización de mercado se disparaba de USD 1,440 millones a USD 2,080 millones en las 24 horas siguientes al anuncio de Facebook. Además, token nativo MANA subió alrededor de un 45% a USD 1.14 en el mismo periodo de tiempo.

Obviamente, muchos se apresuraron a comprar Decentraland tras valorar la incursión de Facebook en el sector del mundo virtual.

Otra es Axie Infinity, un famoso juego “play-to-earn” con su propio mundo virtual, también fue parte de ese aumento de capitalización de mercado gracias al anuncio de Facebook, subiendo en torno a un 10% en 24 horas, pasando de USD 7,740 millones a USD 8,400 millones.

Su token nativo, el AXS, que sirve como moneda en el mercado de Axie, donde se utiliza para comprar NFT (Axies), también se revalorizó más de un 20% hasta alcanzar los USD 150 por primera vez en dos semanas.

Fuente: axieinfinity.com

Otros proyectos metaversos y sus tokens, como Sandbox (SAND), Illuvium (ILV) y Division Network (DVI), también repuntaron con fuerza.

Obviamente, esto confirma un auge de los precios de este tipo de activos, ya que en conjunto, la capitalización neta del mercado de tokens de metaverso creció un 13.40% hasta los USD 12,360 millones en solo las 24 horas siguientes al anuncio de Zuckerberg.

Conclusiones y análisis de Meta

Podemos afirmar claramente que las criptomonedas y los NFTs, podrían estar definiendo el paso a una nueva realidad económica y social dentro del metaverso. Una realidad que estaría totalmente distribuida y descentralizada.

Da la impresión de que Facebook (ahora Meta) quisiera entrar rápidamente en ese mundo, máxime cuando reguladores y legisladores le están metiendo presión a su modelo centralizado y de monetización de datos personales desde hace tiempo.

El proyecto tiene buena pinta y parece muy interesante, pero los cambios de momento solo son perceptibles en un cambio de nombre. Seguirá habiendo Facebook, Instagram y todas las plataformas familiares. Lo que nos preguntamos es si la gente confiará lo suficiente en la firma como para participar en la nueva visión de Mark Zuckerberg. De momento las críticas están en el aire y es obvio que un cambio de nombre no borra todos los problemas que ha tenido la empresa.  

En las horas siguientes al lanzamiento de Meta, el nuevo nombre produjo millones de búsquedas en línea para la consulta específica de Meta solo en Reino Unido y Estados Unidos.

Lo que tenemos claro es que esto no ha hecho más que empezar y que todo lo que rodea al mundo de el metaverso promete, como mínimo, mucho interés.

Te puede interesar…

Disclaimer: MDTAcademy no actúa en calidad de asesor financiero ni de ningún tipo. La información aquí ofrecida se expone a título meramente educativo y no constituye ninguna recomendación de inversión. Actúa de manera responsable e inteligente a la hora invertir tu dinero y recurre a ayuda profesional si lo crees conveniente.

Suscríbete a nuestro Blog y recibe contenido inédito, reviews exclusivas y estrategias de inversión.

¡Aprovéchalo! Sólo durante ESTA SEMANA apúntate al curso Discovering DeFi con un 25% de descuento EXTRA.

Accede a tu cuenta