Cursos de trading: ¿qué análisis técnico enseñan los mejores cursos de trading?

Cual es el mejor curso de analisis tecnico

Índice

>> La respuesta corta es: Sí, el análisis técnico funciona.

>> La respuesta larga, como siempre, es un ‘depende’. Si te interesa la respuesta larga, a continuación, te explicamos qué es el análisis técnico de los mercados financieros, cómo funciona y qué tipo de análisis técnico es el que mejor funciona (según nuestra propia experiencia).

¿Qué es el análisis técnico?

Antes de tomar una decisión de inversión, necesitamos justificarla mediante un análisis. ¿Estamos pagando un precio caro o barato? ¿Está el mercado subiendo o bajando?

Eso es lo que el análisis técnico pretende contestar. Como decía David Paul, trader y gestor de fondos, “el análisis técnico es el estudio de las tendencias y los puntos de giro”.

Dicho de otra manera, lo que queremos encontrar como traders es una tendencia, sumarnos a ella y poder saber cuándo se terminará esa tendencia para poder salir de ella (o, al menos, proteger nuestras ganancias).

Tendencia Bajista Forex
Fuente: TradingView (elaboración propia).

Esto que parece tan sencillo en realidad no lo es tanto, el análisis técnico requiere de estudio y, sobre todo, de práctica. Sin embargo, grandes estudiosos del análisis técnico (y casi se podría decir que sus creadores), nos hicieron algo más fácil saber dónde comenzar.

Nos referimos Ralph Nelson Elliott o Richard Demille Wychoff, entre otros, quienes hicieron grandes descubrimientos que aún perduran en la forma de operar de traders e inversores institucionales.

👉 Descubre el Método TRART, nuestro sistema de análisis basado en los mejores inversores e investigadores de la historia.

Muchos cursos de trading de hoy en día enseñan la disciplina del análisis técnico, ya que es una de la más extendidas. Además, la mayoría de brókeres y plataformas de intercambio proporcionan herramientas para el análisis técnico (retrocesos de Fibonacci, herramientas de dibujo, etc.

Los 3 grandes principios en los que se basa el análisis técnico

El análisis técnico se basa principalmente en el estudio de los movimientos del mercado, representados principalmente por el precio, el volumen comercializado y el tiempo.

La forma más generalizada de representarlos es mediante un gráfico en el que se pueden ver estos tres elementos fundamentales.

Fuente: TradingView (elaboración propia).

El análisis técnico a su vez, parte de 3 principios básicos:

  1. Los movimientos del mercado los descuentan todo. Todo aquello que ha influido en el precio (transmisión de información, noticias anunciadas, previsiones, etc.) quedan reflejados en el gráfico.
  2. Los precios se mueven por tendencias. Y las tendencias se mantienen hasta que se demuestre lo contrario. Básicamente, si un activo está subiendo de precio de forma evidente, lo más normal es que siga subiendo hasta que llegue a un punto en el que empieza a bajar.
  3. Los mercados son cíclicos. La historia se repite, sunque con actores y escenarios diferentes. Los mercados suelen funcionar por ciclos, pasos de una tendencia a otra que suelen alternarse. Por eso el análisis técnico se basa en el estudio del pasado para proyectar el futuro.

A estos 3 principios nos gustaría añadir otro más: lo único seguro en el mercado es el cambio. Es decir, pese a que los principios puedan cumplirse, es necesario tener en cuenta que nunca se suelen repetir con la misma intensidad ni duración.

De ahí que sea tan complicado predecir lo que va a pasar en los mercados. Lo mejor que se puede hacer es reaccionar ante la evidencia de un cambio. De eso hablaremos más adelante.

Si quieres más información como ésta, únete a nuestro canal de Telegram:

¿Para qué sirve aprender a analizar gráficos?

Si quieres dedicarte al trading o la inversión, tienes principalmente 2 grandes escuelas: el análisis fundamental y el técnico (más en este post).

En general, el análisis fundamental se asocia más con la inversión a largo plazo mientras que el análisis técnico suele asociarse con el trading y la inversión a corto y medio plazo. Por lo general lo que ocurre es que:

  1. Un trader/inversor puede operar los mercados mediante el análisis técnico sin necesidad de acudir al análisis fundamental (aunque puede ayudar).
  2. Sin embargo, un trader/inversor difícilmente podrá operar los mercados a corto/medio plazo si no se vale del análisis técnico (a no ser que tenga información privilegiada).

El motivo es sencillo: los datos que sustentan el análisis fundamental se actualizan más lentamente ya que suelen ser informes de beneficios de una empresa, cuentas de resultados, chasflow, etc.

Ahí es donde un buen análisis técnico y un buen dominio de las cotizaciones de los distintos productos financieros permite aplicar estrategias independientemente del horizonte temporal.

✍️ NOTA: Para operaciones de medio/largo plazo, puede ser interesante recurrir al análisis fundamental para sustentar el análisis técnico.

La mayoría de traders e inversores que operan en los mercados financieros de forma activa escogen uno o varios activos y operan bajo algún sistema que les permita tomar decisiones de forma intuitiva y relativamente rápida. La mayoría de estos sistemas están basados en el análisis técnico.

Por supuesto, este tipo de operativa suele inducir a dos cosas que hay que aprender a gestionar: sobreexposición y sobreapalancamiento.

Análisis técnico + Gestión del riesgo: el binomio ideal

A menudo, las críticas que recibe el trading o la especulación a corto plazo, comúnmente relacionadas con el análisis técnico, poco tienen que ver con él.

El análisis técnico es el conjunto de herramientas y reglas de actuación que se obtiene tras el (concienzudo) estudio de los gráficos y la estadística de los distintos activos financieros.

Sin embargo, además del análisis técnico, los traders deben tener en cuenta la otra variable de la ecuación: la gestión de riesgo.

Cuando hacemos tomamos una decisión de inversión, las únicas variables que sólo dependen de nosotros son 3:

  1. A qué precio entramos.
  2. A qué precio salimos.
  3. Cuánto capital arriesgamos.

Y escoger correctamente estas 3 variables es, sin lugar a dudas, tanto o más importante que hacer un buen análisis. Si bien el análisis puede cambiar por factores externos, la gestión del riesgo depende sólo de nosotros. Por eso es tan importante: porque no existe el factor incertidumbre.

Sin embargo, la gestión del riesgo es algo que a menudo queda en un segundo plano en la mayoría de cursos de trading, cuando debería ser la asignatura más importante de todas.

Sobrexposición & Sobreapalancamiento: 2 enemigos a evitar

Para que entiendas mejor la importancia de la gestión del riesgo vamos a hablar de dos de los peores enemigos del trading (y que nada tienen que ver con el análisis técnico 😎): la sobreexposición y el sobreapalancamiento.

Se trata de dos conceptos que a menudo se confunden, aunque tienen diferencias.

Por un lado, tenemos la sobreexposición. Se trata de un proceso pernicioso por el cual el trader, en su búsqueda por encontrar operaciones rentables, suele hacer más operaciones de la cuenta. La sobreexposición suele tener varias causas:

  1. Pasar muchas horas frente a la pantalla, bien porque el mercado no ofrezca oportunidades o bien porque se quieren obtener mejores resultados.
  2. Tendencia a sobreoperar. Esto suele ser causado por el uso de sistemas a muy corto plazo o bien por una mala gestión de la operativa. Suele ocurrir cuando los sistemas no funcionan como se esperaba y el trader asume el control de forma arbitraria.
  3. El Efecto Revancha. Este es uno de los enemigos más letales de los traders. Por lo general, suele ocurrir tras una racha de pérdidas. El trader busca la pronta recuperación de las pérdidas y busca excusas para seguir operando pese a que el mercado le vaya en contra. Suele dar muchos problemas, sobre todo si se empieza a operar sin seguir el plan inicial.

La sobreexposición es altamente problemática porque lleva a operar más veces de la cuenta, afectando directamente a nuestro riesgo (aumento).

En lo que respecta al sobreapalancamiento, se produce cuando el trader aumenta su posición en el mercado con respecto al capital que tiene en su cuenta. La mayoría de brókeres ofrecen apalancamiento a sus clientes para permitirles operar con un capital mayor al que disponen.

Fuente: IFC Markets

Sin embargo, pocos traders son capaces de evaluar los riesgos asociados al apalancamiento y asumen más riesgo del que deberían. A menudo el sobreapalancamiento es una consecuencia directa de la sobreexposición, sobre todo cuando el sistema de gestión que se usa no es el correcto o cuando el trader se deja llevar por las emociones.

En todo caso, como puedes ver, esta problemática tiene poco que ver con el análisis técnico, pues suelen ser factores que influyen sin tener en cuenta las condiciones reales y objetivas del mercado.

Curso de trading gratuito de MDTAcademy
Curso de trading gratuito. >> Regístrate AQUÍ

Tipos de análisis técnico (patrones, etc.)

Volviendo al análisis técnico, que ya hemos visto que es el estudio del precio y/o del volumen para poder tomar decisiones de inversión, vamos a comentar rápidamente algunos de los sistemas e indicadores más utilizados:

  • Precio: estudio del precio al que se ejecutaron las órdenes de compraventa pasadas.
  • Volumen: estudio de la cantidad unidades intercambiadas durante un periodo de tiempo.
  • Medias, medias móviles, MACD, etc: estudio de las desviaciones del precio con respecto a un periodo de tiempo concreto.
  • Patrones harmónicos: se basa en la idea de que el precio repite patrones cada cierto tiempo.
  • Soportes y resistencias: detectar zonas donde el precio ha interactuado varias veces.
  • Tendencias y puntos de giro: estudio de rangos de precios que sostienen una dirección durante un prolongado periodo de tiempo y de los puntos donde esa dirección cambia.
  • Estudio de velas: estudio de las configuraciones de las velas japonesas.
  • Indicadores de momentum: estudio de la ratio de cambio del precio en un periodo de tiempo concreto (detección de divergencias.
  • Estocásticos/Osciladores (RSI): estudio del precio y volumen para detectar discrepancias y zonas de confluencia.

Y mucho más. Como puedes ver, hay una gran variedad de indicadores y de herramientas que puedes usar en el análisis técnico.

Lo importante es que, escojas la que escojas, el uso de le hagas pueda ser:

▶️ Medible: tienes que poder parametrizar su uso en base a unas variables numéricas.

▶️ Backtesteable: tienes que poder comprobar en el pasado su rendimiento.

▶️ Conciso: tienes que tener claros todos los escenarios y reglas necesarios para su utilización. Sin dejar nada a la improvisación.

El objetivo es que es tu plan de trading tengas claro como actuarás pase lo que pase.

El buen análisis técnico es objetivo, programable y transmisible

A menudo ocurre que hay muy buenos analistas técnicos que no saben transmitir sus sistemas a otras personas (alumnos, seguidores de redes sociales, etc.).

Y no es que creamos que tienen malas intenciones, sino porque sus sistemas de análisis dependen demasiado de ellos mismos. Dicho de otra manera, ellos son el sistema. Esto suele ocurrir porque, tras años de operar, estos traders o analistas tienen una experiencia en los mercados que los hace ser muy buenos.

Sin embargo, les falta una cosa muy importante: su sistema depende demasiado de su percepción. La parte buena es que será muy difícil de copiar, la parte mala es que las otras personas deberán ser igual de expertas para poderlo usar.

En nuestra opinión, un buen sistema debe ser:

▶️ Objetivo: si ocurre X deberá hacer Y independientemente de quien esté ejecutando la operación.

▶️ Programable: un buen sistema es ese que, en la medida que lo permite la técnica, se puede programar. Una muy buena combinación que en MDTAcademy nos funciona muy bien son los sistemas semiautomáticos en los que la primera decisión (análisis) la ejecuta un trader y la posterior gestión (riesgo) se hace mediante un software especializado.

▶️ Transmisible: si un sistema es objetivo y programable, significa que se puede enseñar de forma fácil a otras personas. Con cualquier medio, bien sea un curso o una serie de vídeos, las demás personas deberían poder aplicar el sistema tras el entrenamiento adecuado.

En definitiva, los mejores sistemas son aquellos en los que las variables que participan son claras.

¿Qué debería enseñar un curso de trading?

Nuestra experiencia nos ha demostrado que un curso de trading tiene que enseñar 3 cosas principalmente:

✅ Cómo hacer un buen análisis técnico claro y objetivo y que no dependa de la libre interpretación. Cualquier persona que analiza técnicamente un gráfico o unas estadísticas tiene que poder llegar a una conclusión en base a una serie de normas claras y medibles.

👉 Objetivo: dos alumnos que acaban de hacer un curso de trading tienen que ver lo mismo en la pantalla. Si no, significa que el análisis técnico tiene libre interpretación y eso es peligroso.

✅ Cómo hacer una buena gestión del riesgo en tus operaciones. Tener claro el nivel de exposición que se tiene y, sobre todo, aprender a detectar cuando se está demasiado expuesto y cómo se pueden minimizar los riesgos.

👉 Objetivo: al terminar el curso, los alumnos tienen que saber exactamente cómo calcular el riesgo por operación, cuál es el máximo riesgo que pueden asumir y las técnicas necesarias para minimizarlo. Todos los alumnos deben hablar en términos de riesgo, no de potenciales beneficios.

✅ Cómo controlar las emociones, sobre todo el desapego por el dinero. El dinero, para un trader, es como una materia prima. Un recurso con el que poder generar más recursos.Si un trader quiere trabajar con dinero, tiene que desprenderse de todos los tabús, ideas preconcebidas y trampas del ego. A eso lo llamamos psicología del trading.

👉 Objetivo: los alumnos tienen que tener que tomar el dinero como un recurso más. Los alumnos tienen que entender que el dinero no es un fin, sino una consecuencia de un trabajo bien hecho. Y que cuando se pierde, la consecuencia tiene que ser buscar la mejora.

Estas 3 variables, bien aprendidas y con la ayuda de una buena estrategia a de trading son todo lo que necesitas para operar en los mercados.

Cualquier academia que se precie, debería poner el foco en que sus alumnos aprendan en esa línea. Independientemente de la filosofía o método de inversión que se use.

El análisis técnico funciona. De la misma manera que un coche de Fórmula 1 funciona. No es perfecto ni debería usarlo todo el mundo. Pero si lo pilotas bien, puedes conseguir cosas muy interesantes.

Preguntas frecuentes

A continuación, presentaremos algunas preguntas frecuentes sobre cómo aprender análisis técnico.

¿Se puede aprender análisis técnico en los libros?

Todo se puede aprender en los libros. Sin embargo, al tratarse de una disciplina eminentemente práctica, creemos que lo mejor es que alguien te enseñe y sobre todo que te diga cómo practicarlo.

¿Es rentable usar el análisis técnico?

Por supuesto que sí. Aunque dependerá de quién lo use. Un buen trader con un buen análisis técnico puede ser rentable. Sin embargo, es importante que domine las dos cosas que hemos dicho antes: la gestión del riesgo y sus emociones.

¿Existe un análisis técnico mejor que otros?

Es difícil comparar análisis técnico porque depende de otros factores. Sin embargo, hay métodos muy utilizados como son las Ondas de Elliott o el estudio de los fractales de Mandelbrot que están ampliamente aceptados por la comunidad.

¿El análisis técnico predice el futuro?

No, el análisis técnico analiza el pasado para poder establecer unas probabilidades de lo que podría pasar en el futuro.

¿Tiene salidas profesionales el análisis técnico?

Sí, es un perfil demandado en el sector financiero. Combinado con conocimientos financieros, matemáticos o de programación, puede ser una disciplina interesante para todo tipo de gestoras, bancos, etc.

Conclusiones

Si de verdad te interesa aprender el trading y la inversión, deberías focalizarte en aquellas academias y personas que centran su atención en enseñarte cómo hacer un buen análisis técnico y qué estrategias puedes usar para obtener la máxima rentabilidad con el mínimo riesgo.

Los traders e inversores profesionales, no centran su atención en lo que pueden ganar (pues depende de muchos factores externos). Al contrario, centran sobre todo su atención en el manejo del riesgo de sus operaciones. Ahí es donde es importante que pongas tu atención a la hora de aprender trading.

Y, finalmente, aléjate de los mensajes de ‘hazte rico en dos días’ o ‘trabaja una hora al día’ pues eso, por lo general, no es la realidad. La mayoría de gestores profesionales trabajan mucho y están sometidos a mucha presión.

¿Acaso en esas circunstancias tenemos tiempo de ir de fiesta y pasear con Lamborghinis? Siendo realistas, en el mejor de los casos, se habrá vivido un gran día pilotando un coche deportivo, pero en ningún caso estará reflejando la realidad del sector.

En definitiva: el análisis técnico funciona. Pero hay que aprenderlo bien y manejarlo mejor.

👉 Si te interesa el trading, visita la página del Máster de Trading DMD o sus otros cursos, clica en el siguiente botón:

Te puede interesar…

Qué es el análisis técnico y para qué sirve

Disclaimer: MDTAcademy no actúa en calidad de asesor financiero ni de ningún tipo. La información aquí ofrecida se expone a título meramente educativo y no constituye ninguna recomendación de inversión. Actúa de manera responsable e inteligente a la hora invertir tu dinero y recurre a ayuda profesional si lo crees conveniente.

Suscríbete a nuestro Blog y recibe contenido inédito, reviews exclusivas y estrategias de inversión.

Déjanos tu email y consigue un descuento EXTRA para aprender sobre finanzas descentralizadas con el curso
DISCOVERING DEFI.

Accede a tu cuenta