¿Qué son las finanzas descentralizadas ó DeFi?

Índice

Introducción


Ha habido mucho entusiasmo, rumores, escepticismo, confusión y entusiasmo en torno a las finanzas descentralizadas, también conocidas como “DeFi”, el ecosistema de productos y servicios habilitados para blockchain que reemplazan a los intermediarios financieros tradicionales con software de libre acceso, autónomo y transparente.

Si bien todavía es temprano para DeFi (nació en 2019), su economía asociada ya es grande y consecuente: Ethereum, la infraestructura de “backend” para DeFi, liquidó alrededor de $ 1.5 billones en transacciones el primer trimestre de 2021, el equivalente al 50% del volumen de pago de Visa; los mercados monetarios descentralizados emiten préstamos por valor de miles de millones de dólares cada mes; y las personas y las empresas están utilizando plataformas como el protocolo Uniswap para intercambiar volúmenes de
aproximadamente un 30% del tamaño de Coinbase.

Dado que hay tanto interés en esta tendencia por parte de empresarios, líderes corporativos, legisladores e instituciones grandes y pequeñas, intentaremos explicar las características y los beneficios de DeFi, esbozaremos algunos desafíos futuros y consideraremos el camino hacia la aceptación y adopción generalizadas. Pero primero, ¿qué lo hizo posible?.

¿Qué es DeFi y de dónde viene?


DeFi se basa en tres grandes olas de innovación de blockchain a lo largo de la última década, cada una de las cuales comenzó con un profundo escepticismo y desde entonces ha progresado hasta su aceptación y adopción.

🌊 La primera fue definida por Bitcoin (inventado en 2009), que nos odreció el libro contable distribuido ó blockchain, diseñado para facilitar las transferencias de igual a igual de un activo digital no soberano.

🌊 La segunda ola fue definida por Ethereum, que se basó en la misma arquitectura subyacente distribuida y resistente a la censura; sin embargo, a diferencia de Bitcoin, el lenguaje de programación nativo de Ethereum (Solidity) se puede usar para crear cualquier aplicación, transformándola en una supercomputadora accesible globalmente.

🌊 La tercera ola fue el auge inicial de la oferta de monedas de 2017 (ICO), que financió una variedad de proyectos, algunos de los cuales han comenzado a cumplir su promesa de un ecosistema financiero descentralizado.

A la izquierda Gavin Wood creador de la Ethereum Virtual Machine y a la derecha Vitalik Buterin, creador de Ethereum.

🌊 DeFi es la cuarta ola y se basa en una combinación de estas innovaciones.

Con DeFi, cualquier persona en el mundo puede prestar, pedir prestado, enviar o intercambiar activos basados ​​en blockchain utilizando billeteras fácilmente descargables sin tener que usar un banco. Si lo desean, pueden explorar actividades financieras aún más avanzadas (negociación apalancada, productos estructurados, activos sintéticos, suscripción de seguros, creación de mercado), manteniendo siempre el control total sobre sus activos.

Los protocolos DeFi cumplen con criterios clave, en particular, sin tener que pedir permiso y con completa transparencia, que reflejan los valores que se encuentran en Ethereum, la plataforma de software descentralizada de código abierto que forma la infraestructura para la mayoría de las aplicaciones descentralizadas.

“Permissionless” se dirige tanto a los consumidores finales como a los desarrolladores: las aplicaciones DeFi pueden servir a cualquier persona del mundo con una conexión a Internet, independientemente de su origen étnico, género, edad, riqueza o afiliación política. Además, cualquier conjunto de desarrolladores puede construir sin temas sobre estas plataformas, sabiendo que ninguna autoridad central tiene la capacidad de revocar el acceso en el futuro.

Transparente” se refiere a la naturaleza inherentemente auditable de las plataformas DeFi: debido a que el software siempre está disponible en la fuente o es de código abierto, todo el código subyacente está permanentemente disponible para su revisión y todo el capital asociado está abierto para auditoría. Todas las transacciones se registran en una cadena de bloques, lo que permite una revisión fácil de transacciones particulares o la creación de empresas que exploran los datos con fines de inversión (o incluso de investigación).

Si quieres más información como ésta, únete a nuestro canal de Telegram:

Características y beneficios


Las dos cualidades fundamentales de DeFi, como lo son la ausencia de permisos y la transparencia, se traducen en múltiples y poderosos casos de uso.

Reduce las barreras de entrada y reduce drásticamente los costos de cambio

La naturaleza sin permiso de las aplicaciones basadas en Ethereum, con la capacidad de “bifurcar” (o copiar y adaptar) bases de código libre y sin problemas, derriba las barreras de entrada para los emprendedores des de cero.

Los consumidores finales son los principales beneficiarios de este entorno innovador: debido a que todas las aplicaciones comparten la misma base de datos (la cadena de bloques Ethereum), mover capital entre plataformas es trivial. Esto obliga a los proyectos a competir sin piedad en las tarifas y la experiencia del usuario.

Un ejemplo relevante aquí es el auge de las aplicaciones de “agregadores de intercambio”: utilizando API públicas, estos agregadores aprovechan múltiples lugares de liquidez, dividiendo las órdenes entre plataformas para proporcionar a los usuarios finales el mejor tipo de cambio posible. En solo unos meses, dichos agregadores han acelerado el camino de DeFi hacia la mejor ejecución, un estándar que requería una regulación formal para que los primeros mercados electrónicos convergieran.

Curso de finanzas descentralizadas. Aprende a invertir en DeFi.
>> Regístrate AQUÍ (y pruébalo gratis)

Si compara los mercados competitivos de DeFi con la banca de consumo tal como existe en la actualidad, donde la apertura y el cierre de cuentas pueden llevar tres días, ó compara DeFi con el negocio contratos de corretaje, donde la transferencia de valores entre diferentes plataformas lleva hasta seis días hábiles y numerosas llamadas telefónicas.

Junto con otros muchos casos, estos son los “costos de cambio” que desalientan a los consumidores de llevar su negocio a otra parte. De hecho, en detrimento de los consumidores minoristas, las finanzas tradicionales se están moviendo en la dirección diametralmente opuesta, con el número de permisos bancarios disminuyendo a una tasa anual del 3,6% desde 1990, lo que limita las opciones de los consumidores.

Contabilidad transparente, rigurosa evaluación de riesgos

La naturaleza auditable de las reservas de capital en DeFi permite una evaluación y una gestión de riesgos rigurosas. Para los mercados monetarios descentralizados y las facilidades crediticias, plataformas similares a repos que permiten a los usuarios suscribir acuerdos de préstamos garantizados entre pares con fecha variable, los usuarios pueden inspeccionar tanto la calidad de la cartera de garantías como el grado de apalancamiento en el sistema en un momento dado, comparad esto con la naturaleza opaca del sistema financiero actual.

Alinea incentivos y resuelve el problema del intermediario

El uso de cuentas de depósito en garantía programables y sin confianza (comúnmente conocidas como “contratos inteligentes”) permite que los protocolos DeFi funcionen como recurso a nivel de protocolo.

Por ejemplo, en el sistema MakerDAO (una línea de crédito descentralizada), los titulares de tokens MKR ganan intereses pagados por los prestatarios. Sin embargo, en caso de insolvencia o incumplimiento, sirven como el respaldo principal: MKR se imprime automáticamente y se vende al mercado para cubrir las pérdidas. Esta aplicación programática crea una responsabilidad muy estricta, lo que obliga a los titulares de MKR a establecer parámetros razonables de riesgo de liquidación y garantías siendo ellos mismos los que gestionan el riesgo.

Nada que ver con las finanzas tradicionales, donde los accionistas salen perdiendo directamente cuando la administración comete errores. Por ejemplo, colapso de Archegos sirve como ejemplo: si bien varios altos ejecutivos de Credit Suisse dejaron el banco, no fueron personalmente responsables de las pérdidas. Sin embargo, con DeFi, la responsabilidad directa se traduciría en una mejor gestión de riesgos.

Infraestructura moderna, mayor eficiencia de los mercados y robustez

Idealmente, el capital debería ser tan fluido como la información en la era de Internet. En particular, la liquidación debe ser instantánea, los costos de transacción deberían de ser mínimos y los servicios deberían de ser accesibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año. Simplemente, no es productivo para nuestro sistema financiero global operar solo entre las 9 y las 5, excepto los fines de semana y feriados.

Existe una demanda claramente latente de infraestructura de liquidación modernizada, como lo muestra Ethereum liquidando 1.5 billones de dólares en volumen de transacciones el primer trimestre de 2021, frente a 31 mil millones en el primer trimestre de 2019.

También se ha visto los tipos de dislocaciones del mercado que pueden surgir por la ausencia de liquidación instantánea: Robinhood se vio forzado brevemente a pausar las órdenes de compra de GameStop debido a su dificultad para mantenerse al día con los requisitos de capital, que en sí mismo es un subproducto de la liquidación T+2 (el estándar de la industria en el que las transacciones suelen tardar dos días en liquidarse).

Los mercados eficientes también requieren una infraestructura sólida. La naturaleza distribuida de las cadenas de bloques les otorga una resistencia increíble: en los seis años transcurridos desde el lanzamiento de Ethereum, la red (y, por extensión, las aplicaciones creadas sobre ella) cuentan con un tiempo de actividad del 100%. No se puede decir lo mismo de los análogos centralizados.

Acceso global, mercados unificados

Los mercados intrínsecamente internacionales tienen acceso a una mayor cantidad de liquidez, lo que reduce significativamente los costos de transacción para todos los participantes del mercado.

Hoy en día, los intercambios descentralizados pueden ofrecer mejores tipos de cambio para ciertos activos que los intercambios centralizados en silos o los proveedores de servicios. En los mercados de renta variable, instrumentos como los certificados de depósito estadounidenses (ADR) sirven para tender un puente sobre el acceso a las divisas, pero a menudo sufren primas importantes y escasa liquidez.

Cuando los mercados son accesibles a nivel mundial, también puede conducir a una mayor emancipación financiera. Actualmente, las naciones en desarrollo a menudo están excluidas de los servicios financieros debido al alto costo de establecer operaciones locales en relación con la demanda, la falta de infraestructura y más. Pero los servicios financieros descentralizados pueden atender a grupos demográficos marginados, brindando acceso a servicios como seguros, pagos internacionales, cuentas de ahorro denominadas en dólares y crédito.

Datos en tiempo real

Un subproducto de la creación de servicios financieros en una base de datos compartida y transparente es que todos los datos de transacciones asociados están disponibles públicamente en tiempo real. Por ejemplo, las ganancias generadas por los proveedores de liquidez en el Protocolo Uniswap se pueden rastrear. Los inversores pueden usar estos datos para decidir cómo asignar el capital, proporcionando un descubrimiento de precios y una asignación de recursos más eficientes, mientras que los reguladores pueden monitorear los datos de transacciones en tiempo real para identificar la actividad nefasta de los usuarios.

Uniswap analythics en tiempo real.

Esta es una desviación significativa de los mercados de capital tradicionales, donde los inversores se quedan completamente en la oscuridad hasta que las empresas emiten sus informes de ganancias trimestrales. El estado de los mercados privados es aún más terrible, ya que las empresas a menudo inventan sus propias métricas contables si es que deciden publicarlas.

Es difícil imaginar a los inversores tomando decisiones racionales cuando tienen que trabajar con datos obsoletos. Los reguladores también luchan en el sistema actual, esperando años para descubrir irregularidades, momento en el que a menudo es demasiado tarde para rectificar.

Eliminación del riesgo de contraparte con menores gastos generales de cumplimiento

Por definición, las plataformas DeFi son de “auto-custodia”: los usuarios nunca ceden la custodia de sus activos a un operador centralizado. Si bien quizás al principio sea desalentador para algunas personas, la naturaleza de auto-custodia de DeFi sirve para eliminar el riesgo de crédito y de contraparte, el riesgo asociado con una parte en una transacción financiera que incumple o no cumple con sus obligaciones en una operación o préstamo.

Los analistas estiman que se han perdido más de 7 mil millones de dólares en criptomonedas a través de intercambios centralizados desde 2011, ya sea debido a piratas informáticos u operadores que huyen deliberadamente con fondos de los usuarios. DeFi es un cambio de paradigma, cambiando “no seas malvado” por “no puedes ser malvado”.

La auto-custodia es igualmente ventajosa para los operadores, que pueden recusarse de responsabilidades innecesarias y gastos generales de cumplimiento: como ejemplo, la guía de criptomonedas de FinCen requiere que las empresas que custodian los fondos de los usuarios adquieran licencias de transmisión de dinero, un proceso típicamente arduo, mientras las billeteras custodiadas pueden funcionar sin.

Desafíos para la adopción generalizada


Al igual que con cualquier tecnología nueva y en evolución, DeFi tiene desafíos por delante. Esto no es diferente a los primeros días de Internet, donde las conexiones eran lentas, el hardware era caro e incluso los innovadores más brillantes luchaban por apoyar la idea de imágenes o videos, que ahora son la moneda de la actividad social en línea.

💥 Escalado

La infraestructura de backend subyacente para DeFi (Ethereum) debe continuar escalando para soportar mayores demandas de ancho de banda. Al procesar aproximadamente 1,5 millones de transacciones únicas por día, Ethereum ya se encuentra en su capacidad máxima actual y, como resultado, las tarifas de transacción se han disparado.

Sin embargo, la ampliación no debe realizarse a expensas de la seguridad y la descentralización. Después de años de profunda I+D, múltiples soluciones de escalado están ahora a punto de comenzar a funcionar, y prometen aliviar la carga de Ethereum al tiempo que mantienen su conjunto de valores fundamentales.

💥 Mejora en la migración

La experiencia de incorporación de DeFi sigue siendo demasiado abrumadora para el usuario medio. El proceso de mover dinero fiduciario (dólares, euros, libras esterlinas, etc.) a la criptoeconomía sigue lleno de fricciones, con rampas de acceso fiduciarias aún limitadas a geografías específicas y tarifas de procesador altas.

Incluso después de que el dinero fiduciario se haya transformado en criptoactivos, la gestión de custodia y billetera puede ser intimidante: se deben instalar “billeteras” especializadas para interactuar directamente con la red Ethereum, muchas de las cuales requieren que los usuarios aseguren contraseñas altamente confidenciales, claves privadas y frases semilla, sin la comodidad de “¿olvidó su contraseña?” copias de seguridad. No hay recurso en caso de extravío.

Sin embargo, hay motivos para ser optimistas. La industria tiende hacia las mejores prácticas en el frente de la custodia y la billetera: por ejemplo, la “billetera inteligente” Argent evita las frases iniciales por completo y brinda a los usuarios límites de gasto diario y un medio de recuperación en caso de que los dispositivos se pierdan.

💥 Marco regulatorio claro

Los reguladores globales tienen mucho en su plato a medida que la tecnología revoluciona nuevos mercados. Solo en el sector financiero, los reguladores de hoy están lidiando con varias formas de fintech que van desde neobancos y crowdlending hasta negociación de acciones.

La tecnología Blockchain es un área que el mundo financiero tradicional, e incluyendo los reguladores, han pasado por alto y descartado durante años. Ahora, esos reguladores están evaluando la tecnología, los mercados y los participantes para decidir las reglas apropiadas. Sus objetivos son garantizar la transparencia suficiente para los usuarios y la aplicación de la ley (donde la transparencia aún no existe); para apuntar al comportamiento fraudulento y proteger la libertad de expresión y la privacidad de los consumidores.

Sin embargo, muchos legisladores y agencias reguladoras a lo largo de los años propusieron regular la criptomonedas de maneras que habrían sofocado cada una de las olas de “criptos” anteriores, a pesar de los beneficios potenciales para el consumidor. En su lugar, se centraron en lo negativo: finanzas ilícitas con bitcoin, inversiones de alto riesgo con Ethereum y ventas anticipadas de tokens, a menudo sin reconocer los aspectos positivos mucho mayores.

Como resultado, ha habido propuestas regulatorias que malinterpretan a DeFi, tanto el papel de los diferentes actores como de la tecnología, y eso impondría responsabilidades y cargas mucho más allá de la ley actual, y en los desarrolladores de software en gran parte no involucrados. Estas propuestas son similares a tratar de responsabilizar al inventor del SMTP por cada correo electrónico no deseado enviado, o responsabilizar al inventor de HTTP de cada sitio web ilegal.

💥 Apropiación de la descentralización

Existe el riesgo de que las instituciones financieras centralizadas bombardeen el movimiento DeFi, poniendo trabas considerables en el camino. Aunque aparentemente son idénticas a otras cadenas de bloques de contratos inteligentes como Ethereum, algunas de estas cadenas están prácticamente centralizadas, apostando a que los usuarios se centren en la velocidad y las tarifas bajas, mientras sacrifican las garantías sin permiso, neutrales e inmutables que se encuentran en el corazón de la propuesta de valor de DeFi.

No es difícil imaginar algunas instituciones financieras tradicionales como los bancos comerciales, las principales empresas de tecnología o incluso los estados-nación que, en lugar de averiguar cómo adoptar o integrar DeFi, adopten la versión engañosa o menos fuerte. Y si bien estas últimas ofertas pueden desbloquear ganancias de eficiencia incrementales, no alcanzarán todo el potencial que esta tecnología puede ofrecer: acceso global sin permiso a la liquidez global y la eliminación total del riesgo de contraparte.

Conclusión


DeFi está aquí y ha llegado para quedarse. Algunos escépticos lo ven como un movimiento idealista, destinado a ser relegado para siempre a las sombras de Internet, pero debido a sus innovaciones novedosas en torno a la eficiencia de liquidación, la gestión de riesgos y la accesibilidad, es probable que DeFi se convierta en una pieza central de la infraestructura financiera no solo para las criptomonedas, sino también potencialmente para todas las demás clases de mercados: en un futuro no muy lejano la gente venderá boletos, acciones de Apple, futuros de maíz, calcetines y mucho más utilizando protocolos DeFi, probablemente con portales que brinden acceso a esa infraestructura con regímenes regulatorios y operaciones comerciales separados.

No significará el fin del sector de servicios financieros existente pero la oportunidad en DeFi para los servicios financieros tradicionales y otras compañías aquí será permitirles enfocarse en sus ventajas estructurales centrales: productos de custodia, rampas de acceso fiduciarias, servicio al cliente, etc. Mientras obtienen liquidez y productos directamente de protocolos descentralizados. Los primeros escépticos en su momento dijeron que nadie usaría ni valoraría bitcoin; en poco más de una década, se ha convertido en un activo de un billón de dólares que rivaliza con el oro y se mantiene en los balances de varias empresas públicas y hasta ya hay países que están convirtiendo a Bitcoin como moneda de curso legal.

Nayib Bukele, presidente del Salvador

Del mismo modo, los detractores argumentaron que Ethereum no funcionaría, era demasiado lento y demasiado caro. Ethereum admite hoy miles de aplicaciones sin permiso, ha liquidado transacciones por valor de billones de dólares, ha servido como infraestructura para los gigantes financieros heredados y ha contribuido enormemente a la investigación de criptografía de vanguardia.

E incluso con las fallas del auge de las ICO, muchas ventas de tokens financiaron el desarrollo de tecnología extraordinariamente importante, incluido el almacenamiento descentralizado (un santo grial de la informática desde hace mucho tiempo), la interoperabilidad de la red, la alimentación de datos resistente a la manipulación y la informática descentralizada. Lo más importante: cada una de estas oleadas de criptografía atrajo a decenas de miles de ingenieros y emprendedores, que es exactamente cómo se construirá el futuro de DeFi.

Disclaimer: MDTAcademy no actúa en calidad de asesor financiero ni de ningún tipo. La información aquí ofrecida se expone a título meramente educativo y no constituye ninguna recomendación de inversión. Actúa de manera responsable e inteligente a la hora invertir tu dinero y recurre a ayuda profesional si lo crees conveniente.

Suscríbete a nuestro Blog y recibe contenido inédito, reviews exclusivas y estrategias de inversión.

Déjanos tu email y consigue un descuento EXTRA para aprender sobre finanzas descentralizadas con el curso
DISCOVERING DEFI.

Accede a tu cuenta